En el año 1968 la familia Gancedo comenzó a construir txistus, silbotes y txilibitus.

Los primeros instrumentos se construyeron basandose en el modelo de txistu que por aquel entonces construía Joaquín Landaluze.Los materiales empleados eran ebonita y alpaca.

Con el paso del tiempo incorporaron otros materiales, tanto para la elaboración del cuerpo del txistu así como para los elementos metálicos.

Actualmente, para el cuerpo del txistu emplean tanto materiales plásticos (abs) como maderas de alta calidad (granadillo, cocobolo, etc.).

Las monturas metálicas son elaboradas en acero inoxidable o plata.

En estos últimos años, la familia Gancedo ha incorporado al txistu tradicional dos dispositivos, uno para regular la afinación y otro para lograr un rendimiento sonoro óptimo variando la inclinación del canal de aire.

La última apuesta de la familia Gancedo es la construcción de flautas de pico de tres agujeros con la embocadura construída integramente en madera.

 

>